El próximo miércoles 22 de mayo se espera que el Senado de la Nación apruebe la Ley de Economía del Conocimiento.

La Economía del Conocimiento es aquella que a partir del uso intensivo de la tecnología y del capital humano altamente calificado, genera empleo de calidad, exportaciones y e impulsa a una gran variedad de sectores productivos.

Entre las actividades más dinámicas se encuentran:

  • Industria audiovisual, producción y postproducción.
  • Industria del software,
  • Biotecnología,
  • Servicios relacionados con electrónica y comunicaciones,
  • Centros de exportación de servicios profesionales (contables, legales, administrativos, de ingeniería, de marketing, etc)
  • Fabricación bienes 4.0 (inteligencia artificial, robótica, Internet de las cosas, realidad aumentada y virtual, simulación)

Con el fin de potenciar el crecimiento de la Economía del Conocimiento, el proyecto de Ley otorga un marco tributario que permitirá a las empresas competir globalmente.

Algunos de los beneficios contemplados son:

  • Menor Costo Laboral
    • Adelanto del Mínimo no Imponible que la reforma tributaria prevé para el 2022
    • Bono de crédito fiscal que podrá usarse para el pago de IVA como de Impuesto a las Ganancias
  • Alícuota especial en el Impuesto a las Ganancias
    • Alícuota reducida del 15%
  • Eximición de retenciones de impuestos
    • Los beneficiarios del régimen no serán pasibles de retenciones y percepciones de IVA
  • Fomento de exportaciones mediante alivio fiscal
    • Los exportadores que hayan sufrido retenciones similares al Impuesto a las ganancias en el país destino de la exportación (“withholdingtax”) , podrán deducir lo pagado contra el impuesto a las Ganancias.
  • Estabilidad fiscal
    • Las empresas no podrán ver aumentada su carga tributaria total nacional a partir la inscripción en el Registro y durante toda la vigencia del mismo incluye los derechos de exportación.

De ser aprobado, el presente proyecto tendrá vigencia desde el 1 de enero de 2020 al 31 de diciembre de 2029.

Ley de Economía del Conocimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *