Una de las herramientas más efectivas y de uso cotidiano en todaPyME es el “Flujo de Caja”.

Existen dos métodos para trabajar esta herramienta:

  • Indirecto: partiendo del resultado de un período y por variaciones de partidas, se identifican los orígenes y aplicaciones de fondos. Suele verse en los Estados Contables de publicación de cualquier sociedad. Sin embargo no tiene mucha aplicación cotidiana como herramienta de gestión.[1]
  • Directo: se identifican los ingresos y egresos de fondos por lo efectivamente percibido y erogado. Para entenderlo bien es la “cuenta del almacenero”;se suma lo que entra y se resta lo que sale. Trabajada profesionalmente, discriminando los ingresos y egresos, es una excelente herramienta de gestión. Permite, en primer lugar, anticiparnos y proyectar nuestra posición de tesorería y por ende, gestionarla, y en segundo lugar, controlar la realidad versus lo planeado, para realizar los ajustes correspondientes.

Este resumen, se focaliza en el Método Directo.

Como herramienta de gestión, podemos modelar el Flujo de Fondos según las características y necesidades propias de cada negocio. Sin embargo, hay algunas premisas y conceptos básicos comunes a todos ellos.

Para comenzar vamos a agrupar los flujos de fondos (tanto ingresos como egresos) por su naturaleza, en:

  • Flujo de Fondos OPERATIVO
  • Flujo de Fondos por actividades de INVERSIÓN
  • Flujo de Fondos por actividades de FINANCIACIÓN

 

Flujo de Fondos Operativo.

El flujo operativo es el que se genera por las cobranzas (de las ventas) y los pagos (de los gastos) asociados directamente a la actividad (o actividades) principal de la empresa. Es el flujo de caja generado por el negocio principal.

Como regla general, el Flujo de Fondos Operativo debe ser positivo. Si nuestra actividad principal “consume” fondos en lugar de “generarlos”, mejor abandonar ese negocio.

Aquí es momento de agregar una variable adicional al análisis, es el factor “tiempo”. Lo ideal sería cobrar primero y pagar después. Pero bien sabemos que esta situación es más la excepción que la regla.

Claramente puede existir un período de tiempo (un mes, por ejemplo) donde el Flujo Operativo sea negativo, ya sea porque un cliente no pagó en término, o porque decidimos adelantar un pago a un proveedor para aprovechar algún descuento. Sin embargo, el negocio principal debe generar caja positiva a lo largo del tiempo.

Otro tema, que merece ser mencionado, es que bajo este concepto de Flujo de Fondos Operativo, también se incluye el pago de “intereses”. Esto tiene que ver con que debemos “exigirle a la operación”, que genere los fondos suficientes para soportar el “costo de financiamiento” (por ejemplo, el descubierto bancario).

Conocer en detalle nuestro Flujo de Fondos Operativo, nos permitirá, entre otras cosas:

  • Preveer su evolución en el futuro
  • Evaluar y anticiparnos a distintos escenarios. ¿Qué pasaría si el Cliente A se atrasa en su pago? ¿Qué consecuencias tiene para nuestra tesorería? ¿Será necesario recurrir a alguna fuente de financiamiento como descubierto bancario o atrasar el pago a algunos proveedores? o ¿tenemos el suficiente dinero para “aguantar” este atraso?
  • Conocer la “Sensibilidad” de nuestra tesorería ante cambios en algunas variables: ¿Qué pasa si se cae el Cliente B? ¿Qué tanto sufre nuestra tesorería?

 

Flujo de Fondos por actividades de Inversión.

En este apartado, se incluyen los ingresos y egresos de fondos asociados a inversiones o desinversiones en bienes de capital.

La compra de una maquinaria, un rodado, la ampliación de una planta, etc, son egresos de fondos aplicados a “Actividades de Inversión”. Se invierte para que ese capital obtenga un rendimiento, para mejorar la capacidad productiva, etc.

Por otro lado, la venta de una maquinaria obsoleta, de un rodado, de un bien de uso, son ingresos de fondos por “Actividades de Inversión”, o mejor dicho, de “desinversión”.

Así las cosas, si el Flujo de Fondos de Inversión[2] es negativo, significa que la empresa está invirtiendo fondos en su crecimiento y desarrollo. Si por otro lado, este subtotal es positivo, significa que la empresa está “desinvirtiendo”.

Es muy importante profundizar en el análisis de esta situación, porque tal vez vemos que una empresa ha aumentado su posición final de fondos totales; pero tal vez ese aumento es porque ha estado vendiendo activos fijos, lo cual, a priori, es una señal de alarma.

 

Relación entre Flujos de Fondos Operativo y de Inversión.

En un mundo ideal, la “Operación” (actividad principal) debería generar los fondos suficientes para que la empresa invierta en su crecimiento.

Sin embargo, si bien es posible esa realidad, muy difícilmente se presenta una coordinación temporal perfecta.Es decir, tal vez sea necesaria hoy una “inversión” en una maquinaria con una vida útil de 5 años, y que consumirá 2 años de generación de fondos “operativos”. En este caso vemos que la operación genera los fondos necesarios, pero distribuidos en el tiempo.Es por esto, surge la tercera clasificación de flujo de fondos.

 

Flujo de Fondos por actividades de Financiación.

Este apartado recepta todos los ingresos y egresos asociados al financiamiento del negocio.

Si obtenemos un préstamo, será un origen de fondos. Mientras que si abonamos la cuota mensual del mismo, será una aplicación de fondos. Recordemos que los intereses se incluyen en el Flujo de Fondos Operativo, por lo que dijimos de “exigirle” a la operación que al menos pague los costos de financiamiento.

Por otra parte, si los socios aportan capital en la empresa, será un origen de fondos de financiación; mientras que la distribución de dividendos, será una aplicación de fondos.

Resumen

Todos estos conceptos, se deben analizar en horizontes temporales distintos, y dándoles distinto grado de detalle y profundidad a los períodos más cercanos.

Se puede hacer una proyección con apertura “anual”, para los próximos 3 años. O podemos hacer una apertura “mensual” para el año en curso. También hacer una apertura “semanal” para el mes próximo, y hasta una apertura “diaria” para la semana entrante.

La flexibilidad que presenta esta herramienta permite adaptarla a cualquier negocio, convirtiéndola en un recurso fundamental de la gestión a corto, mediano y largo plazo.

Hemos evaluado al Flujo de Fondos en un contexto simplificado. Sin embargo se pueden incluir conceptos como inflación, tasa de interés, tipos de cambio, costo de oportunidad, etc, etc.

Ejemplo.

Podemos mostrar con un ejemplo sencillo, las bondades de la información brindada por el Flujo de Fondos.

Aquí vemos una proyección de Flujo de Fondos de una empresa para los años 2019, 2020 y 2021. Como mencionamos antes, podría ser para Enero, Febrero, Marzo; e inclusive Lunes, Martes, Miércoles, etc, etc…

Entonces, los directivos han planificado:

2019: Generar Caja Operativa por $57k, invertir en bienes de uso $45k, vender una antigua máquina por $20k.

2020: Invertir en bienes de uso $150k, financiar esa compra con un préstamo por $105k, pagar intereses del préstamo por $1,75k y capital por $5,8k. Generaran una caja operativa de $67,7k

2021: pagar $9,9k de interés del préstamo y $35k de capital, generar una caja operativa de $60k, y como consideran que terminar el año cerca de $ 60k en la caja será suficiente, deciden que ese año distribuirán $50k de dividendos.

 

 

[1] Vale la aclaración, que el método Indirecto o Directo en un Flujo de Efectivo, se refiere sólo a la parte Operativa. Tanto el Flujo de Efectivo de Inversión como el Financiero, siempre, se exponen por el método Directo.

[2] Aquí hablamos de términos netos. Puede que una empresa genere Fondos de Inversión en un mes porque ha vendido una máquina obsoleta, mientras que aplique Fondos de Inversión en un período siguiente porque ha pagado por la compra de una máquina que mejora el rendimiento de la que vendió por obsoleta.

Flujo de fondos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *